Empresarios pretendían quedarse con terrenos del AICM; “tenían pensado una especie de Santa Fe”: AMLO

Andrés Manuel López Obrador pidió “serenidad y tranquilidad”, ante la decisión de cancelar la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) en Texcoco y denunció que el verdadero negocio de la obra son los terrenos del actual aeropuerto capitalino.

A través de un video difundido en sus redes sociales, el Presidente electo denunció una campaña contra la consulta sobre la nueva terminal aérea, orquestada por los empresarios que pretendían quedarse con los terrenos del actual Aeropuerto Internacional “Benito Juárez” de la Ciudad de México.

“Son negocios que se proyectaron al futuro. Durante la consulta no podía hablar porque tenía que actuar con imparcialidad; pero de fondo, lo que estaba de por medio en la construcción del Aeropuerto de Texcoco es quedarse con los terrenos del actual aeropuerto. Llegué a ver hasta el anteproyecto, ya tenían pensado hacer una especie de Santa Fe en las 600 hectáreas del actual aeropuerto”, denunció.

Prometió que su gobierno no cometerá ninguna injusticia con los inversionistas y contratistas del nuevo aeropuerto, porque se garantizará que sus obras se realicen en la adecuación de la base militar de Santa Lucía, y confió en que se lograrán acuerdos.

A propósito de lo dicho por López Obrador sobre el destino que tendrían los terrenos donde se ubica el aeropuerto capitalino, en caso de que se hubiera concretado el proyecto de Texcoco, el 9 de junio de 2016